Testimonio Real: usando mi método para adelgazar en 1º persona…

Hola, espero que estés muy bien!
Me llegó hoy el testimonio de Santiago, un suscripto de mi sistema para adelgazar naturalmente y sin dietas!

Él desconfiaba de mi método, porque, como todo el mundo, estaba ya cansado de las estafas que hay en este tema.

Y creo que tú puedes sentirte identificada/o con él, no sólo por estos prejuicios y miedos, sino porque intentaste otros “métodos” en el pasado y no te funcionaron…

Santiago te cuenta en primera persona qué pensaba y cómo cambió ahora su mente…

…y porqué estos primeros 2 kilos que ya adelgazó son sólo el principio de los 10 kilos menos que tendrá en unas semanas…

Son sólo 5 min que te mostrarán de “cuerpo entero” cómo funciona mi sistema, por qué le sirvió también a Santiago para cambiar su mente para adelgazar definitivamente…

…y por qué lo puedes aplicar tú o cualquiera que quiera adelgazar sin dietas, definitivamente!

“Hola Sofía, cómo estás?
Me tomo un rato para contarte cómo voy avanzando con tu sistema de cambiar la mente  para adelgazar de verdad y saludablemente.

En primer lugar, te quiero aclarar un poco más por qué te decía antes que tu método me daba desconfianza.

Tengo 38 años y a esta altura uno escuchó muchas cosas con este tema de bajar de peso, y la mayoría son un  verso. Por otro lado, siempre creí que mi problema para tener mi peso ideal y luego mantenerme estaba en la cabeza, en como pensaba.

De hecho, era común que cuando empezaba alguna dieta, bajara un kilo una semana y después tirara todo por la borda para volver a recuperar mi exceso de peso rápidamente.

Y siempre me preguntaba por qué mi cerebro me hacía esto…

Cuando vi que había muy buenos testimonios de tu método y también que una persona cercana (no es una amiga, pero sí alguien que conozco) me dijo que lo usó y le cambió no sólo el cuerpo, sino que también logró otras cosas más allá de adelgazar, entonces me animé a probar lo que ofrecías.

Ya llevo 3 semanas con tu método. La primer semana la usé para aprender todo lo que enseñás, para “cambiar mi mente”, para descubrir cómo mi cerebro me estaba saboteando en los intentos de adelgazar del pasado…y también descubrí por qué las dietas no me funcionaban. Descubrí cómo estaba usando mal la fuerza de voluntad.

Te cuento también que voy siguiendo tus indicaciones al pie de la letra. Eso lo decidí hacer en el momento que invertí en tu método. Me dije que esta vez sí iba a probar TODO lo que vos indicaras, de tal forma de comprobar si de verdad funciona o no tu sistema…

Y, como podrás notar, estoy más que contento con los resultados. Ya llevo bajados dos kilos. Mi objetivo es alcanzar mi “peso ideal”, que lo establecí con la nutricionista entre los 70 y 72 kilos. Y empecé en 82 kilos.

Quizás no parezca tanto pero lo que sí fue increíble fue el “clic” que tu método me hizo en la mente.

El otro día le explicaba este clic de tu método a mi esposa, con este ejemplo (que te comento porque quizás te sirva a vos también para dárselo a la gente que te pregunta por qué tu método es diferente a cualquier otro, incluyendo las dietas).

Antes yo me moría por comer una torta de chocolate, por ejemplo. O unas papitas fritas. O una pizza entera. Y cuando estaba a dieta, hacía fuerza de voluntad para NO comer NADA de eso. Pero por adentro me moría por comerlo.

Es como cuando te dicen que no pienses en un mono azul con trompa de elefante…lo único que hacés es pensar en eso que te dicen que NO!!! 🙂 Eso mismo me pasaba a mí cuando hacía dietas.

Pensaba TODA la primer semana en la torta, las papitas, la pizza y las galles dulces de la escuela de mis hijas…

Y si bien bajaba un poco, por eso la semana siguiente tiraba todo por la borda y volvía a engordar.

Con tu método aprendí a ELEGIR pensar en otra cosa. En lugar del “NO” a la comida, hoy mi cabeza piensa en el “SÍ” a mi salud mental y física, a lo bien que me voy a sentir cuando vaya a la balanza el próximo sábado y vea que alcancé mi objetivo de esa semana, que me lleva a los 10 kilos menos que voy a lograr para octubre …

…en lo bien que me siento cuando me veo en el espejo y vuelven a verse las abdominales que estaban tapadas por la grasa. De a poco, pero sé que estoy trabajando cada día para que se “despejen” totalmente, y me pueda poner la malla sin tener vergüenza, como sí me pasó todo el verano pasado…

Mi mente ahora está focalizada y poniendo la energía en lo POSITIVO que estoy logrando. Y la decisión de las tortas, las papitas y la pizza ya no está en discusión. Tu sistema me cambió por completo en todo esto, y por eso no sólo estoy bajando, sino que tengo la certeza que voy a seguir tu programa TODOS los días que vienen hasta que alcance los 72 kilos de mi peso ideal.

Y también sé que luego voy a seguir con tu sistema, ya no para adelgazar, sino para mantenerme, obviamente incorporando TODO lo que me gusta, pero de otra forma, no como antes.

Te agradezco mucho por todo, por tu guía, por tu apoyo, por tu simpleza para explicar y también por ayudarme a cambiar mi cabeza, a descubrir dónde estaba mi error y que el principal obstáculo para no tener mi peso ideal era yo mismo, en como pensaba todo el asunto y dónde ponía mi energía y lo que elegía.

Te sigo teniendo al tanto de mis avances!

Saludos!
Santiago. ”

santiago

Facebook